Alergias en Perros y Gatos (II)

30marzo

Alergias en Perros y Gatos (II)

En nuestro segundo post de alergias en perros y gatos (puedes ver el anterior pinchando aquí), vamos a hablaros de los tipos de alergias, el mecanismo de desarrollo de las alergias y los principales síntomas.

TIPOS DE ALERGIA EN PERROS Y GATOS

Hay casi tantos tipos de alergia en perros y gatos como alérgenos. Además éstos pueden llegar al organismo por contacto directo con la piel y el pelo, por inhalación (respiración) o por la comida. El tipo de alérgeno, su vía de entrada y la presentación clínica van a determinar diferentes modelos de respuesta del organismo dando lugar a diferentes tipos de alergia.

tipos de alergiaSegún el tipo de alérgeno y la vía de entrada podemos encontrar en total cuatro grupos de alergia:

  • Alergia ambiental o dermatitis atópica.
  • Alergia o hipersensibilidad alimentaria.
  • Dermatitis alérgica a picadura de pulga.
  • Otros: dermatitis por contacto, hipersensibilidad a picadura de insectos, hipersensibilidad a fármacos, hipersensibilidad a parásitos intestinales…

Respecto a la presentación clínica podemos diferenciar dos tipos de alergias:

  • reaccion anafilacticaReacción anafiláctica o reacción alérgica inmediata y puntual de un animal a un agente alérgeno, como pueden ser vacunas, medicamentos, picaduras de insectos (avispas o arañas entre otros), ingestión de algún alimento o contacto con alguna planta. Se caracteriza por ser muy rápida y aparecer a los pocos minutos del contacto con el alérgeno, por lo que la causa generalmente es fácil de identificar y evitar así su administración o contacto en ocasiones posteriores. Esta respuesta alérgica suele ser de moderada a muy grave, causando síntomas muy agudos que a menudo justifican el llevar el animal con urgencia al veterinario ya que pueden llegar a ocasionar su muerte. Estos animales que sufren una reacción anafiláctica, cuando la superan pueden llevar una vida completamente normal, sin necesidad de realizarles análisis diagnósticos ni tomar medicación durante mucho tiempo.
  • alergia como enfermedadAlergia propiamente dicha como enfermedad. En este caso la respuesta es más paulatina y suele estar asociada generalmente a alérgenos ambientales (polen, plantas, pulgas, materiales, textiles…) o alimentarios por lo que la determinación exacta de la causa es difícil y casi siempre requieren de la realización de análisis complementarios para llegar al diagnóstico. La aparición de los síntomas es más progresiva y, por lo general, más leve que en el caso anterior, aunque puede haber excepciones porque en ningún caso de alergia se puede predecir el tipo de respuesta alérgica que desarrollará el sistema inmunológico de cada animal. Generalmente, la alergia no se cura y además puede ser progresiva, es decir, que cada año nuestro perro o gato sea alérgico a más alérgenos. Por ello estos animales con alergia suelen necesitan de medicación durante varios meses al año o incluso de por vida, o tomar piensos especiales para paliar los síntomas, pero aparte de esto pueden llevar una vida completamente normal.

Como esta diferenciación es de fácil identificación para el propietario y para el veterinario, hablaremos más detenidamente de los tres tipos de alergias principales de la clasificación anterior y mencionaremos por encima los otros tipos minoritarios de alergias.

MECANISMO DE DESARROLLO DE ALERGIA EN MASCOTAS

Cuando el sistema inmunológico se encuentra expuesto por primera vez a estas partículas o agentes que consideran extrañas, las células del sistema inmunológico producen anticuerpos para eliminarlos, dejando algunos de reserva por si vuelven a enfrentarse a ese patógeno. Esto es lo que se conoce como memoria del sistema inmunológico, de forma que en las siguientes exposiciones, la respuesta defensiva normal sería más rápida y efectiva.

mecanismo de desarrollo

Pero en el caso de los animales alérgicos la respuesta frente a los alérgenos para tratar de eliminarlos es mucho más exagerada, de forma que las células inmunológicas producen anticuerpos de un tipo especial llamadas IgE (inmunoglobulina E) en gran cantidad.

Estos anticuerpos en lugar de eliminar el alérgeno, van a activar muchas células inflamatorias que van a liberar grandes cantidades de histamina, que en definitiva es la responsable de los síntomas, ya que origina que los vasos sanguíneos se dilaten y que el riego sanguíneo a la zona afectada por el alérgeno sea mayor, ocasionando enrojecimiento en la zona de acción, inflamación muy severa y mucho picor.

SÍNTOMAS DE ALERGIA EN PERROS Y GATOS

Las alergias también se denominan dermatitis alérgicas debido a que en prácticamente la totalidad de ellas aparecen signos clínicos cutáneos que dan lugar a una inflamación de la piel o dermatitis.

La piel es un órgano muy extenso y abarca también, además de las zonas de recubrimiento del cuerpo, el pelo, las orejas y las uñas, por lo que éstos también pueden verse afectados en animales con alergia.

Pero la piel no es el único órgano que puede verse afectado por la alergia, sino que también podemos encontrar síntomas respiratorios o digestivos en pacientes con alergia. La predominancia de unos u otros tipos dependerá de cada tipo de alergia.

Los síntomas que nos hacen sospechar que un perro o un gato pueden tener alergia o reacción anafiláctica son:

  • Inflamación severa de la piel, ya sea localizada, sobre todo en la cara y el morro, o con pequeños abultamientos por todo el cuerpo.
  • Dificultad para respirar.
  • Rojez de la piel u orejas, que aparecen más calientes e incluso puede llegar a sufrir infecciones. Esta coloración rojiza de la piel es muy evidente sobre todo en perros de capa blanca.
  • Picor intenso del cuerpo (ojos, patas, abdomen…) durante todo el día.
  • Alopecia o falta de pelo.
  • Lamido frecuente de las patas, las almohadillas o los dedos.
  • Otitis repetidas.
  • Mucosidad acuosa en la nariz.
  • Vómitos y/o diarrea, gases.
  • Estornudos o ronquidos.
  • Legañas en los ojos.

Como hemos mencionado anteriormente, la mayoría de los síntomas de alergia están relacionados con la piel, aunque la forma y distribución de las lesiones es diferente entre los distintos tipos, por lo que a la hora del diagnóstico, pueden darnos pistas sobre el tipo de alergia frente al que nos enfrentamos así como la causa de la alergia.

Cualquier animal que presente estos síntomas en la consulta es más que probable que esté padeciendo un brote alérgico, pero este hecho no lo convierte en un animal enfermo de alergia, sino que ha tenido un episodio puntual. Es posible que no le vuelva a pasar,  por lo que únicamente habrá que paliar los síntomas que presente.

Sin embargo, en el caso de que un animal tenga brotes repetidos, frecuentes y severos, desde hace tiempo y que se prolongan por más de cuatro meses al año, sí que se considera que es un animal alérgico y, por tanto, dentro del protocolo de diagnóstico habrá que averiguar la causa que le origina los síntomas para poder acabar con ellos.

¿Te ha parecido interesante? Dispones de más información en nuestro siguiente post, sobre cómo diagnosticar la alergia en perros y gatos.

Publicado por CVMedican  Publicado el 30 Mar 
  • alergias, Consejos, gatos, guía, perros
  • Post Comments 0

    Déjenos su comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *