La desparasitación externa de perros y cachorros

16febrero

La desparasitación externa de perros y cachorros

Hoy vamos a hablar de la desparasitación externa de perros y cachorros, que habitualmente es un tema muy comentado entre los dueños de mascotas. Hay muchas opciones para desparasitar a vuestros animales y muchas variantes e incluso diferentes pautas correctas de desparasitación que dos profesionales veterinarios pueden aplicar de distintas maneras. Por tanto, vamos a ver opciones y a explicaros un poco más este tema:

PARÁSITOS EXTERNOS O ECTOPARÁSITOS

Los ectoparásitos o parásitos externos incluyen una gran variedad de artrópodos de la subclase Acari (garrapatas y ácaros) y la clase Insecta (pulgas, piojos, flebotomus, mosquitos y moscas)

Los parásitos externos son importantes por diversas razones:

  • Pueden causar lesiones cutáneas, entre las cuales son frecuentes sobreinfecciones por hongos o bacterias.
  • Pueden inducir una respuesta inmunopatológica dando lugar a reacciones alérgicas.
  • Pueden transmitir agentes patógenos: enfermedades vectoriales (leishmania, filaria…)
  • Posible carácter zoonósico y ocasionar contagio a los humanos.

Métodos para la desparasitación externa de mi perro o cachorro

Por todo ello es importante su control, tanto para prevenir, como para eliminarlos en el caso de que haya sospecha de infestación parasitaria. Hay tres grandes grupos de productos para el control de los parásitos externos:

PIPETAS

Son antiparasitarios en forma de ampolla, que contienen un líquido en su interior cuyo principio activo varía según la pipeta que usemos. Son fáciles de aplicar (se quita el tapón y se vierte el contenido de la pipeta en la cruz del animal, apartando el pelo para asegurarnos de que se va a repartir por la piel) y su duración varía entre 1 a 3 meses según el producto. Estas pipetas se comercializan según el peso del animal, tenemos que asegurarnos de comprar la pipeta acorde al rango de peso en el que se encuentra nuestra mascota. Además, la gran mayoría se comercializan según la especie, y es muy importante asegurarnos de que no le ponemos una pipeta indicada para otra especie ya que hay riesgo de intoxicación.

El espectro de acción de estos antiparasitarios suele ser tanto de pulgas y garrapatas como de mosquitos, por lo que entraría dentro de los más completos del grupo.

Como precauciones especiales en estos productos, tenemos que tener en cuenta que no podemos bañar al animal ni 48 horas antes ni 48 horas después de la aplicación de la pipeta, para asegurarnos que la diseminación de ésta por la piel de nuestra mascota va a ser óptima. Si nuestro animal es adicto al agua y suele bañarse (sobre todo en verano) quizá las pipetas no son el producto más adecuado para él. Si esto pasa, la desparasitación externa puede fallar.

Además, si nuestra mascota es menor de 8 semanas de edad o ha tenido alguna vez una reacción alérgica a este tipo de antiparasitarios se recomienda preguntar antes a un veterinario.

PASTILLAS

Son antiparasitarios que se dan vía oral. Su efecto es bastante inmediato y dura entre un mes y tres meses dependiendo del principio activo. Al igual que las pipetas, se comercializan según el rango de peso y la especie. El espectro de acción en este caso, abarca pulgas y garrapatas por lo que necesitaríamos protección complementaria para proteger a nuestra mascota del mosquito de la leishmania y la filaria.

Las pastillas son una forma interesante de desparasitar a nuestro perro externamente sobre todo en casos de dermatitis por alergia a la picadura de pulga (DAPP), animales con alteraciones en la piel o en el caso de animales que se mojan o bañan mucho.

Existen pastillas que además de actuar externamente también actúan contra endoparásitos, de los que hablaremos más adelante.

COLLAR

Son antiparasitarios que se ponen alrededor del cuello a modo de collar, son de un material poroso que va liberando el principio activo paulatinamente durante un largo periodo de tiempo (de 6 a 8 meses según el collar). Su espectro de acción es efectivo contra pulgas y garrapatas y en algún caso también contra flebótomos (mosquito de la leishmania). En el caso de los collares no se vende según el rango de peso del animal, sí hay que tener cuidado con la especie, ya que algunos collares y pipetas de perro son mortales para los gatos.

Es recomendable no mojar mucho el collar ni bañar muy a menudo al animal. Puede dar reacciones locales en el cuello y en ese caso, es mejor quitarlo y consultar a nuestro veterinario.

Al final en Madrid, lo más importante de todo es que os cubra la Leishmania, que es el parásito más común en Madrid, de hecho la leishmania aquí es endémica. Y por tanto es la enfermedad parasitaria más peligrosa e importante de la que debéis proteger a vuestras mascotas.

 

PARÁSITOS INTERNOS O ENDOPARÁSITOS

 

Existen muchas especies de parásitos internos y muchas de ellas llegan al perro o al gato, por la picadura de anfitriones intermediarios, como las pulgas, las garrapatas o los mosquitos. Los grupos más importantes son los vermes redondos o nematodos y vermes planos o cestodos, que afectan al aparato digestivo, pero también están los protozoos.

También es importante que una vía de contagio clásica es a través de la suciedad que pueda persistir en nuestros zapatos, ya que en la acera puede haber restos de heces animales o aguas fecales y si las pisamos por error y nuestra mascota luego “trastea” con nuestro calzado lamentablemente puede contagiarse. Exactamente lo mismo ocurre con la tierra o arena de los parques. Que hasta el 50-55% de ellos están infestados con Toxocara spp. o Toxascaris spp.

Desparasitación externa de perros y cachorrosLos parásitos que afectan al aparato digestivo se suelen localizar en el intestino, donde se alimentan succionando sangre y nutrientes. Ahí provocan lesiones en los tejidos, pero pueden llegar a producir anemia, una obstrucción intestinal y, en el peor de los casos, la muerte.

Especial atención merecen los parásitos tipo protozoo, que hay en las aguas estancadas o las aguas que sirven de bebedero para aves. Ya que éstas, pueden transmitir al agua a través de sus heces generalmente, parásitos que son ingeridos al beber ese agua por nuestras mascotas. Principalmente hablamos de coccidios y giardia spp.

La mejor forma de luchar contra estos parásitos es prevenir que lleguen al perro o al gato, para ello, no debemos olvidar desparasitar a nuestro perro según los plazos que nuestro veterinario nos indique y con el producto que él nos recomiende, ya que es él quien mejor conoce las especies que pueden afectar al perro según el lugar donde vivimos.

La mayoría de los antiparasitarios que actúan internamente se administran vía oral, ya sea en modo de pasta, jarabe o pastilla. Por otra parte, también existen pipetas que actúan tanto interna como externamente, lo que resulta interesante sobre todo en el caso de los gatos (ya que generalmente son más reacios a tomar productos vía oral). Si nuestra mascota está bien controlada y nuestro objetivo es la prevención, podemos usar un antiparasitario de amplio espectro, siempre teniendo claro el peso de nuestro animal y teniendo cuidado de escoger un producto para la especie adecuada (gato o perro). Si, por el contrario, nuestra mascota tiene problemas digestivos o sospechamos que puede estar parasitada, lo ideal es acudir a nuestro veterinario y que nos recomiende qué hacer ya que puede ser necesario un análisis de heces y un antiparasitario más específico.

Afortunadamente cada vez existen más pipetas para gatos que cubren este espectro de acción y que son muy cómodas de administrar.

En conclusión, el control de los parásitos en nuestras mascotas, tanto externa como internamente, es básico para evitar problemas de salud en las mismas. No se puede dejar ninguno de los dos de lado ya que están interconectados. Es importante escoger el producto adecuado para cada caso individualmente teniendo en cuenta especie, raza (especial cuidado con razas tipo Collie), hábitat, peso… y tener la desparasitación externa de tu perro o cahorro al día para total tranquilidad y una mejor convivencia con nuestro pequeño amigo peludo.

Esperamos que os haya gustado el post, aunque sea técnico, pero esperamos que resulte útil. ¡Seguimos escribiendo!

Publicado por CVMedican  Publicado el 16 Feb 
  • collar, desparasitación, gato, parásitos, Perro, pipeta, Salud
  • Post Comments 0

    Déjenos su comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *