Días de frío y lluvia con perros

05marzo

Días de frío y lluvia con perros

Se prevén unos días algo “engorrosos” con nuestros peludos… nos referimos a la lluvia y el frío que está haciendo. Por ello os dejamos unos consejos y aclaraciones relacionados con el manejo de vuestros perrillos.

Paseo con lluvia y aire

El paseo es recomendable que se mantenga con el objetivo de mantener la eliminación fuera de casa, si privamos a nuestro compañero de “ir al baño” cuando llueve no lo entenderá, aguantará hasta que no pueda más y lo hará por necesidad donde le parezca en casa. Aquí se iniciará un conflicto para él, una ambigüedad, esto podría desembocar en que comience a hacer sus necesidades en casa. Si le premiamos por hacerlo en casa interpretará que está bien, si le regañamos será del todo incoherente y sólo le crearemos ansiedad por no entender la situación. Por lo tanto, es mejor que se mantengan las salidas. Podemos jugar con las horas en el momento en el que suban un poquito las temperaturas (sobre todo por la mañana y por la noche) o aprovechar un ratito que llueva menos, intentar ir por zonas resguardadas o soportales…

Las razas grandes o medianas muy “frioleras”, como los galgos, son perros que no tienen apenas grasa ni pelo que les proteja, son puro músculo, y las razas pequeñas o toy son perritos que pierden calor más rápido por su superficie corporal y metabolismo. En ambos casos el paseo es recomendable que dure poco (ojo, valorar también individualmente la demanda de ejercicio físico, edad y “cuánto frío hace”), en general menos tiempo cuanto menor sea la temperatura. Es recomendable que vayan protegidos con prendas de abrigo o impermeables. En cuanto a su actividad, puede suplirse en casa con juegos cognitivos y ejercicios de adiestramiento. También las razas braquicéfalas (hocico chato) son más propensas a enfermedades o irritación de las vías respiratorias, ya que no disponen de estructura suficiente en el hocico (cornetes) para que les dé tiempo a calentar el aire que entra.

dias de lluvia 2 perrosEn cuanto a los cachorros, si aún no ha aprendido a eliminar fuera de casa, mejor esperarse a que mejore un poquito el tiempo para enseñarles y que las condiciones sean un poco más favorables. En estos momentos no estamos para caminar hasta que “lo haga” y premiarle paraguas y correa en mano cuando lo haga bien… además el cachorrito seguramente será de las primeras veces que vaya a conocer la calle, otros perros, extraños, etc, mejor esperar para su primer encuentro. Se suma que además aún es pequeñito, por lo que será más susceptible de coger frío y mantener peor su temperatura corporal.

En el caso de que ya haya aprendido a eliminar fuera de casa, o esté en ello de manera avanzada seguid calculando los tiempos y afinarlos para reducir el tiempo fuera lo mínimo posible. Intentad llevarles a sitios que no dé tanto el aire cerca de casa o caiga mucha agua (por la incomodidad que a ellos les puede suponer). Para acelerar la eliminación y que lo asocie podéis llevar un poquito de su orina (previamente la habéis cogido con una jeringuilla o con un botecito de muestra) y la ponéis en donde queréis en la calle que elimine. Premiad mucho si lo hacen bien. Mucho cuidado que no pase mucho tiempo en la calle, y ante la duda si aún no ha aprendido del todo a eliminar fuera, podéis volver a casa si veis que tiene frío, preparadle el sitio donde lo estaba haciendo. Son preferibles unas eliminaciones más dentro de casa, a que cojan frío, lo primero es su salud, pero sí recomendaría que lo intentarais.

En el caso de perritos post-cirugía, que salgan muy poquito, las bajas temperaturas podrían empeorarles. Por supuesto secarles después muy bien la zona, que no quede nada de humedad y evitar al máximo que se moje durante el paseo.

Perritos con enfermedades relacionadas con los huesos, como la artrosis (suelen ser perritos mayores), sufren más estas bajas temperaturas y humedad… podéis ponerles calorcito local con sacos de semillas y darles masajes que activen la circulación, es recomendable que mantengáis la temperatura con la calefacción en casa aunque no estéis. En caso de empeorar, o estar sufriendo un brote, consultad con el veterinario. En cuanto a las salidas, que sean las menos posibles el menor tiempo posible, buscando momentos en los que pare de llover y no sean tan bajas las temperaturas, eliminad en casa todo rastro de humedad de la piel y poned calorcito local después en las articulaciones, además del masajito.

Salida a la nieve

La nieve es una situación un poco especial y diferente, no es el paseo rutinario y sin duda nuestro compañero podrá disfrutar muchísimo con ella, sin embargo es recomendable tener en cuenta algunos consejos:

  • La nieve en las patas puede causar irritación, grietas o inflamación. Si prevemos estar un buen rato, o hacer alguna travesía, mejor acostumbrar a nuestro compañero a llevar unos protectores. Otra cosa que puede hacerse, si no va a ser demasiado tiempo o no hay mucha nieve, es aplicar vaselina en las almohadillas, que tiene efecto hidratante y protector (antes y después de la nieve si no hay lesión). Revisad siempre después las patas de vuestro compañero, y si se ven algunos de los signos mencionados anteriormente se debe acudir al veterinario. No aplicar calor de golpe.
  • La nieve además quema, sobre todo cuidado con la trufa en capas claras, nosotros mismos hemos de protegernos con gafas y crema solar.
  • No le debemos dejar comer nieve, provoca una rápida bajada de la temperatura corporal, vómitos e indigestión, además de no saber exactamente que se puede estar comiendo. Llamad su atención con otra cosa.
  • Es recomendable llevar un botiquín por si hay cortes en almohadillas (no vemos lo que hay debajo de la nieve) o simplemente por seguridad de cara a cualquier imprevisto que surja.
  • Podéis poner algún distintivo visible o reflectante en el perro si es de capa blanca.
  • Tras estar en la nieve nos parece de lo más normal entrar en el coche y poner la calefacción inmediatamente a la vez que nos quitamos prendas de abrigo. Los perros han adaptado su temperatura a la exterior, por ello no es muy recomendable hacer un cambio tan brusco de temperatura, mejor hacérselo algo más progresivo. Tampoco dejarle solo en el coche en presencia de bajas temperaturas mucho tiempo por riesgo de hipotermia.

Recomendaciones

  • Si tu perro duerme en el exterior durante estos días no es lo más adecuado ni ético, por favor proporciónale una espacio o un sitio que esté aislado del exterior con mantas y que no haya tanta humedad ni corrientes de aire. Sobre todo en la sierra puede haber casos de hipotermia e incluso congelación.
  • Mejor poner debajo de su camita una colchoneta o un palé, algo que lo aísle. Se le pueden añadir mantas.
  • Obsérvale durante el paseo cada propietario sabemos cómo es nuestro perro y lo que es “normal” en él, por ejemplo, si tiembla sólo en estos días es signo de que tiene frío, si tiembla siempre será más confuso. Hay otros signos como respirar más despacio, movimiento más lento…
  • Secarle muy muy bien todo el cuerpo nada más llegar a casa, incluyendo espacios interdigitales, orejas, región de las ingles… asegurarse metiendo la mano hasta el fondo del pelaje para que no quede nada de humedad.
  • Cuando vuelva del paseo ojo también con que no se arrime demasiado a alguna estufa o chimenea de las que podemos tener encendidas estos días, sobre todo por riesgo de quemadura. También es recomendable darles un pequeño masaje para activar la circulación, sobre todo en cachorritos y geriátricos para que entren antes en calor y quitar entumecimientos.
  • No cortarle el pelo porque les aporta calor, y no bañarle, primero por las bajas temperaturas y segundo porque el pelo tiene grasa que lo impermeabiliza.
  • Las bajadas de temperatura y humedad pueden hacer que las defensas y el organismo se vean más vulnerables a infecciones o enfermedades, sobre todo respiratorias. Por ello es recomendable llevar el calendario vacunal al día, sobre todo en cachorros. En concreto es recomendable vacunar de la traqueobronquitis infecciosa canina o “tos de las perreras”.
  • En caso de querer ponerle prendas de abrigo habituadle previamente con premios poco a poco, no ponerla de golpe. La finalidad de esta recomendación, en el caso de algunas razas y grupos de riesgo por edad, es aportarles más protección en estos días, no que vayan más guapos. Existen también botas para las patas, en principio esto no es necesario a no ser que les llevemos a la nieve.
  • Valorar la raza, edad, acostumbramiento al ejercicio diario y estado de salud individual de cada perro. Son parámetros que van a variar. Así una raza como el chow chow aguantará mejor que un dálmata, los cachorritos y geriátricos serán más vulnerables, un perro de competición de agility tendrá más aguante frente a un perrito toy que está en casa la mayor parte del tiempo y las enfermedades, sobre todo óseas, tienden a empeorar con climas fríos y húmedos.

Un saludo y esperamos que os sea útil ésta información de cara a estos días que se nos avecinan, disfrutad de la faceta más divertida de la nieve y el bien que va a proporcionar la esperada lluvia.

Publicado por CVMedican  Publicado el 05 Mar 
  • conejos, frio, lluvia, perros
  • Post Comments 0

    Déjenos su comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *