Guía rápida para propietarios FAQ’s: cirugía de vejiga en mi perro o gato

18septiembre

Guía rápida para propietarios FAQ’s: cirugía de vejiga en mi perro o gato

1)    ¿Qué es la cirugía de vejiga?

La cistotomía es la incisión quirúrgica en la vejiga urinaria, mientras que la uretrotomía es una incisión en la uretra. La cistectomíaes la extirpación de una porción de la vejiga urinaria.

La cistolitiasis y la cistolitectomíase refieren al desarrollo de cálculos en la vejiga urinaria y su eliminación, respectivamente.

 

2)   ¿Cuándo es necesaria la cirugía de vejiga en un perro o un gato?

La cirugía es necesaria cuando hay cálculos urinarios que impiden que nuestra mascota orine con normalidad, o cuando hay pólipos vesicales (estadío pretumoral) o cuándo hay un tumor de la vejiga (excepto en el trígono vesical, que dado su mal pronóstico no se suele utilizar esta técnica). También puede realizarse. para tomar biopsias de la mucosa vesical o cultivos de la mucosa.

 

3)   ¿Cuáles son las consideraciones generales?

La cistolitiasis, (cálculos urinarios); la neoplasia y la rotura son las alteraciones más frecuentes en la vejiga urinaria de los pequeños animales. Las obstrucciones urinarias pueden deberse al alojamiento de cálculos en la uretra o a un tumor en la uretra. Los gatos machos con cistitis estéril pueden desarrollar obstrucción uretral peneana. La obstrucción del flujo urinario puede causar una distensión de la vejiga de la orina, uremia posrenal e hiperpotasemia. La rotura de la vejiga se debe fundamentalmente a atropellos, pero también puede estar ocasionada por una vejiga necrótica (tras un traumatismo sobre su aporte sanguíneo o por obstrucción uretral parcial prolongada). La pérdida de orina en la cavidad abdominal produce uremia, deshidratación, hipovolemia, hiperpotasemia y muerte si no se diagnostica y se trata. La obstrucción urinaria y el uroperitoneo son urgencias médicas, no quirúrgicas. La hiperpotasemia asociada a estas alteraciones predispone al animal a arritmias cardíacas; por tanto, deben corregirse las anomalías electrolíticas antes de la anestesia.

La hiperpotasemia debida a uroabdomen responde bien al drenaje abdominal más fluidoterapia intravenosa. La hiperpotasemia debida a obstrucción uretral responde bien a la fluidoterapia intravenosa más la eliminación de la obstrucción.

El traumatismo (heridas por disparo o mordedura, rotura por atropello y obstrucción por cálculos) o la neoplasia uretral pueden producir obstrucción urinaria. Si la uretra prostática o peneana está rota, puede haber pérdida de orina al espacio subcutáneo. En algunos perros puede producirse una rotura espontánea de la uretra. Los signos iniciales de la pérdida de orina subcutánea son magullamiento e inflamación, especialmente del tejido inguinal en perros machos. El tratamiento de los pacientes con rotura uretral puede precisar de la colocación de una sonda urinaria permanente y/o desviación urinaria cutánea antes de la cirugía.

 

4)   ¿Cuánta orina contiene la vejiga de un perro?

 La localización de la vejiga depende de la cantidad de orina que contenga en ese momento; cuando está vacía se encuentra completamente, o casi completamente, en la cavidad pélvica. En un perro de 12 kg acoge hasta 120 mL de orina sin presentar un distensión excesiva. La vejiga se divide en cuello, que conecta con la uretra, y cuerpo. La uretra de los perros machos se divide en las porciones prostática, membranosa y peneana.

 

5)   Precauciones perioperatorias: antibióticos y medicación para el dolor.

 La antibioterapia perioperatoria debe considerarse en animales con obstrucción urinaria o pérdidas de orina, ya que la infección retrasa la cicatrización y promueve la formación de constricciones.

Los animales con cálculos uretrales o císticos suelen presentar infecciones concurrentes y deben tratarse con los antibióticos apropiados, basándose en los cultivos de orina y antibiogramas; también se puede administrar un antibiótico de amplio espectro hasta que se tomen cultivos intraoperatorios.

Cuando el cultivo de la orina obtenida por cistocentesis es negativo, deben obtenerse cultivos aeróbicos a partir de una biopsia de la mucosa vesical. Los antibióticos con potencial nefrotóxico deben evitarse en pacientes con obstrucciones

 

6)   ¿En qué consiste la cirugía y cómo es la anestesia de esta cirugía?

Tenemos que prestar especial atención a las complicaciones que pueden aparecer durante la anestesia en estos pacientes. Se deben corregir las alteraciones electrolíticas y la acidosis en pacientes con obstrucción urinaria o pérdidas de orina antes de la inducción anestésica.

 La cistotomía puede realizarse para la eliminación de cálculos císticos y uretrales, identificación y biopsia de masas, reparación de uréteres ectópicos o evaluación de una infección del tracto urinario resistente al tratamiento.

 

7) ¿Cómo es la cicatrización de la vejiga y uretra?

En comparación con otros órganos, la vejiga urinaria cicatriza rápidamente, consiguiendo el 100% de la resistencia tisular normal en 14-21 días. La reepitelización completa de la vejiga se produce en 30 días. Pueden reseccionarse porciones considerables de la vejiga. Mientras no esté dañado el trígono, la vejiga se expandirá hasta volver a actuar como un reservorio efectivo.

 

8) ¿Cuál es el pronóstico de esta cirugía?

Aunque es una cirugía no exenta de riesgos y/o complicaciones, generalmente los resultados son muy buenos y el pronóstico es favorable. Lógicamente, el pronóstico va a depender mucho de la causa de la cirugía.

 

9) ¿Qué cuidados necesita mi animal después de la intervención?

Debe monitorizarse la micción en los pacientes sometidos a cirugía uretral para detectar obstrucciones debidas a inflamación, fibrosis o necrosis tisular. Después de la eliminación de la obstrucción, debe continuarse con la fluidoterapia intravenosa hasta que cese la diuresis posobstructiva. Deben monitorizarse los electrólitos (en particular el potasio), porque puede producirse hipopotasemia secundaria a la diuresis o al tratamiento médico de la hiperpotasemia. Debe monitorizarse la presencia de signos de dolor y administrarse la analgesia necesaria. Todos estos procedimientos se llevarán a cabo por parte del centro veterinario durante los días posteriores a la intervención durante el periodo de hospitalización.

Puede producirse atonía vesical durante 12 horas si el animal es sedado o se han administrado analgésicos narcóticos tras la cirugía, o si el animal no la vacía por dolor. La vejiga debe mantenerse descomprimida mediante presión manual o por cateterización, hasta que el paciente orine con normalidad.

Durante el periodo de hospitalización la descompresión de la vejiga se llevará a cabo mediante sondaje, posteriormente también existe la posibilidad de que el animal se marche a casa sondado, pero en ocasiones es preferible enseñar a los dueños a vaciar manualmente la vejiga o que vengan al centro veterinario periódicamente a hacerlo.

 

10) ¿Qué complicaciones pueden aparecer después de la cirugía?

Los sondajes permanentes pueden permitir la infección bacteriana ascendente o pueden causar fibrosis y constricciones. Las complicaciones de la cateterización prepúbica (cistostomía temporal) pueden incluir perforación intestinal debida a una colocación percutánea inapropiada, infección del tracto urinario, hematuria transitoria, uroabdomen, retirada prematura del catéter y rotura o retirada incompleta del catéter.

Los animales mayores pueden presentar una disfunción cardíaca o renal previa y deben ser monitorizados meticulosamente.

Esperamos que os haya servido para despejar las dudas que tengáis de este tema. Recordad que los profesionales que realizan esta intervención están preparados para realizarla, con toda confianza preguntadles las dudas que podáis tener. Un saludo, y seguimos escribiendo.

Publicado por CVMedican  Publicado el 18 Sep 
  • Cirugía, faqs, gato, Perro, vegica
  • Post Comments 0

    Déjenos su comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *