Mascotas y Familia: Nuestros mayores

02mayo

Mascotas y Familia: Nuestros mayores

Aquí os traemos por fin el último de los tres bloques de “Mascotas y familia”, esperamos que os sea útil. Seguiremos el mismo esquema de presentación que con los más pequeños (beneficios, ¿cachorro o adulto? y razas) y por último hablaremos sobre las residencias y los padrinos.

Beneficios:

  • No hay duda ya de que un perro o gato proporcionan compañía y cariño a cualquier edad, sin importar el físico o la personalidad y sin juzgar. Además, en la mayoría de los casos las personas mayores pasan más tiempo en casa, por lo que un aporte extra de ambas será positivo, potenciando las caricias, muestras de cariño y contacto.
  • Son seres vivos que necesitan atención y estar pendiente de ellos, por lo que requerirán de tiempo por parte de sus propietarios, reforzando el sentimiento de utilidad y necesidad sin hacer juicios o comparativas.
  • Ayudan en la fijación de rutinas y responsabilidades, por lo tanto tendrán un efecto positivo sobre la memoria al establecer horas de comidas, paseos, momento de juego o caricias. Por todo esto, también ayudarán a crear motivaciones y metas.
  • Aumenta el movimiento, ya sea paseando un perrito o agitando el juguete del gato, el resultado es el aporte diario de ejercicio suave. En los casos en los que el médico recomienda andar, hacerse con un perro será una fantástica elección, ya que éste le animará a dar paseos de unos 30 minutos 2- 3 veces al día. Además, hay estudios que demuestran que en personas que han sufrido infartos de miocardio la tenencia de un perro es positiva, ya que la presión arterial baja cuando se tiene una mascota (en este caso también con gatos). También hay estudios que afirman que tener una mascota previene la artritis y la diabetes.
  • Tampoco hay duda de que proporcionan momentos curiosos y risas, harán que la cabeza esté distraída y sorprendan con sus habilidades y formas de llamar nuestra atención. También aportarán distracción y novedad en el día a día.
  • Favorecerán la apertura y la interacción social, ya que hablar de las mascotas siempre es algo fácil, agradable, no comprometido y común, que además puede evocar recuerdos del pasado y dar lugar a compartirlos.
  • A nivel de salud psicológica, todos los puntos anteriores ayudarán por lo tanto a aumentar la confianza y la autoestima, lo que a su vez prevendrá la depresión, estrés o transtornos obsesivos.
  • En el caso de personas que viven solas los beneficios que pueden llegar a aportar a nivel emocional, psicológico y físico son muchísimos y todos ellos muy importantes, algunos de ellos son los ya mencionados, pero hay que tener en cuenta que las circunstancias de estas personas no son las mismas, por lo que dichos beneficios se tornan aún más importantes, sobre todo la compañía, cariño, motivación, autoestima y apertura social.

¿Cachorro o adulto?

ancianos y mascotasEn el caso de los gatos, en general, conforme se hacen mayores, aumentan las horas que dedican al sueño y a mimos, por lo que las horas de estar alerta y que demandarían juego en forma de caza serían menos y de menor duración.

En el caso de los perros también un perro adulto o mayor, seguirá el mismo ritmo y paso que su propietario, los cachorros demandan mucho juego y el movimiento y energía que necesitan es enorme, también necesitan de manera casi continua que el dueño se agache para corregirle, darle un premio, etc…

En cualquiera de los dos casos sería muy recomendada la adopción, ya que aparte de ser una forma de encontrar animales adultos y en algunos casos ya adiestrados, a medida que los animales se van haciendo mayores en las perreras o protectoras se les reducen las posibilidades de ser adoptados, de ésta forma para el adoptante, además de ser una muy buena opción, refuerza el sentimiento de utilidad y autoestima.

En resumen, será de elección un animal adulto frente a un cachorro y la adopción será una opción excelente.

Razas

Por lo dicho anteriormente, si se opta por escoger un animal de raza, ésta será tranquila, fácil de adiestrar y cariñosa.

En el caso de los perros, por lo general, serán de elección razas pequeñas o medianas con baja energía. La mayoría de las razas pequeñas poseen una energía elevada, por ello, en caso de elegir un perro en vez de un gato se ha de valorar el estado físico en el que se encuentre el futuro dueño (para pasear, agacharse…). Por otro lado, los perros pequeños son más fáciles de manejar, suponen menos gasto y son más tolerantes con el tiempo de actividad al aire libre.

En el caso de los gatos, por lo general se busca que sea tranquilo, cariñoso, fácil de tratar y manejar. Sobre todo aquí el perfil de gato está indicado para personas con movilidad muy reducida a las que les han recomendado que guarden reposo o que tengan que estar fuera de su casa con más frecuencia.

Os recordamos, que como dijimos en la entrada “Mascotas y familia: beneficios para los más pequeños” en el apartado “Razas”, cada animal es un ser vivo único y como tal tendrá su propio carácter… un animal por ser de una determinada raza no tiene que tener unas características determinadas y cuantificadas, aunque sí unas características, predisposición o rasgos concretos. Recordamos también que en nosotros estará la responsabilidad de acudir a un criador profesional y de confianza que ame y cuide la raza (evitar enfermedades y problemas de comportamiento por mala praxis, crianza ilegal, perpetuación de enfermedades genéticas, problemas en caso de tener que reclamar responsabilidades, etc), así como en el caso de los perros ser responsables de su adiestramiento.

En resumen, como norma general y refiriéndonos al carácter del perro o gato, buscaremos una mascota tranquila, educada, cariñosa, que le guste la compañía y que se porte bien durante los paseos en el caso de los perros. Por supuesto siempre hay excepciones, cada persona tiene un ritmo y cada perro o gato también, por ello es muy importante que el futuro propietario sea el que decida si lo quiere o no, cuál de las dos especies, edad y con qué carácter.

  • Perros
    • Yorkshire terrier
    • Carlino
    • Schnauzer miniatura
    • Shih tzu
    • Caniche
    • Bichon Frisé o maltes
    • Fench poodle
  • Gatos
    • Rag doll,
    • Exótico de pelo corto
    • Javanés
    • Burmés
    • Persa
    • Rex
    • Siam

Volvemos a hacer “incapié” en que la adopción en este caso es la mejor opción. Se ha de hablar con el futuro propietario, escuchar sus preferencias, acudir a la protectora y que nos informen y recomienden, por último que sea la persona la que observe y decida.

Las residencias de ancianos

mascots y mayoresSe dan casos en las personas mayores en los que su gato o perro son sin duda parte de su familia, quienes han estado en su día a día, motivándoles cada mañana con su cariño y vivacidad, los que les han hecho sentir útiles en muchas ocasiones, la causa de sus risas a lo largo de un día solos o quienes les hacían compañía cuando algún día sentían dolores, quienes les daban su calor mientras dormían a los pies de la cama o en su mismo regazo mientras veían la tele, los que poco a poco hacían que ese anciano al que el doctor le había recomendado andar saliera todos los días a dar una vueltecita acompañado…

No es justo para ninguno de los dos separarles… por ello, y quedando demostrados sus efectos beneficiosos, cada vez hay más residencias de ancianos que aceptan la tenencia de una mascota y esto es algo que estaría desde nuestro punto de vista ¡¡¡recomendadísimo!!! Ya que los beneficios que puede causar la tenencia de mascotas compensan con creces… (entretenimiento, cariño, motivo de apertura social y conversación, estimula la memoria al acordarse de sus nombres o interacciones que hayan tenido anteriormente, movimiento, compañía, risa…), y teniendo en cuenta, además, que su separación sería negativa, ni que decir tiene  que una vez más, en ningún caso, jamás se justifica el abandono, y menos de estos animales que han sido tan importantes para nuestros seres queridos, no se lo merecen por ninguna de las dos partes.

El padrino

Ésta es una figura importante que se contempla en todos los casos en los que una persona mayor tenga una mascota. Sería el encargado de velar por el bienestar de la misma en el caso de que su propietario no pudiera, no sólo en caso de defunción, sino en casos en los que sea necesario ingresar al propietario en una residencia en la que no acepten mascotas, o que por motivos médicos no pueda ocuparse de ella durante un tiempo, etc .

Seguramente la persona anciana también se sienta más aliviada sabiendo que su compañero estará atendido si él/ella no puede, ya que en algunos casos es motivo de ansiedad y miedo, pudiendo llegar a ser realmente traumático y angustioso al imaginarse que su compañero puede correr cualquier suerte si ellos fallan.

También existen residencias que permiten las visitas de animales, así que aquí una vez más la figura del padrino es importante, a su propietario original se le iluminará la cara cuando se reconozcan y estará más tranquilo si sabe que su peludo compañero está en buenas manos.

*Herencia y mascota: las mascotas no pueden figurar de ninguna manera como herederas, pero sí se puede encomendar su cuidado a alguno de los herederos y/o destinar una cantidad de dinero o bienes para determinados objetivos, por ejemplo, para una asociación protectora de animales que se ocupará también de su mascota en caso de necesitarlo.  En cualquiera de los casos será recomendable pedir asesoramiento a un abogado o notario.

Esperamos que os haya gustado y que os sea útil, ¡seguimos escribiendo!

Publicado por CVMedican  Publicado el 02 May 
  • ancianos, Familia, gatos, Mascotas, mayores, perros
  • Post Comments 0

    Déjenos su comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *