Otohematoma en perros y gatos: Una oreja más hinchada de la cuenta

24octubre

Otohematoma en perros y gatos: Una oreja más hinchada de la cuenta

Hoy os traemos hoy un post acerca de una patología no muy común: El otohematoma en perros y gatos.

¿Alguna vez os ha pasado que vuestra mascota tenga la oreja hinchada?

Si os ha pasado, igual vuestra mascota tiene lo que se conoce como un otohematoma.

¿Qué es el otohematoma?

El otohematoma es una enfermedad del pabellón auricular que puede ocurrir en perros y gatos, siendo mucho más frecuente en los perros que en los gatos. Se caracteriza por ser un abultamiento caliente en la zona interna de la oreja del animal. Aparece como consecuencia del rascado excesivo o del ladeo excesivo y repetido de la cabeza al sacudirla por picor o dolor. Casi siempre que aparece, es secundario a otra enfermedad del oído. Siendo la más frecuente la otitis externa, ya sea por bacterias, parásitos, levaduras, alergia, enfermedad hormonal o una combinación de las anteriores.

El diagnóstico de la enfermedad del otohematoma es evidente y fácil, aparece un hinchazón muy pronunciado en la cara interna de la oreja, doloroso, muy caliente y que a veces es tan grande que tapona la entrada de aire al oído.

Si se punciona y se extra el líquido de su interior, sacaremos un líquido rojizo, muy similar al agua lavada de filete que viene en una bandeja de filetes del supermercado. Este líquido es un seroma rico en sangre y fibrina.

Esta enfermedad no es un problema estético, además de ser una alteración estética evidente es un problema de salud que debemos resolver ya que causa principalmente dolor y perpetúa la causa de la otitis al no poder tratar el oído del animal.

Cómo solucionar el otohematoma de tu perro o gato

La resolución del otohematoma es siempre quirúrgica. La técnica más habitual es realizar una cirugía en la cara interna del pabellón auricular realizando dos incisiones paralelas en forma de S mayúscula y extirpando el cartílago del pabellón interior de la oreja que queda entre ambas incisiones. También puede realizarse una incisión única con un trazo ancho. En cualquiera de los dos casos, tras realizarla, se va a proceder a colocar una esponja quirúrgica en el pabellón interno de la oreja, para que las secreciones queden atrapadas en la esponja y la oreja poco a poco cicatrice durante las siguientes 3 a 5 semanas.

Durante este tiempo el paciente debe recibir medicación antiinflamatoria y cuidados con reposo y con una campana o cono postoperatorio.

Las complicaciones más frecuentes son la recidiva (reaparición del problema nuevamente) y la otitis media (si no resolvemos la otitis externa primaria y dejamos que se extienda)

El pronóstico de esta patología es favorable en perros y menos favorable en gatos, principalmente porque los gatos no están quietos y en reposo lo suficiente como para evolucionar tan favorablemente como lo hace un perro.

Si tenéis una mascota en casa o de algún conocido que tenga un hinchazón en una oreja, recordad, puede ser un otohematoma.

Precio de operar un otohematoma en un perro o gato

Mucho nos tememos que no existe una tarifa fija para este tipo de operación, ya que depende de la raza del perro o gato, su estado, si es alérgico a la anestesia…

Dado que existen varios factores que afectan a las tarifas en la cirugía del otohematoma, te invitamos a llamarnos sin compromiso, que nos cuentes tu caso y te orientaremos sobre su posible precio.

Publicado por CVMedican  Publicado el 24 Oct 
  • oreja hinchada mascota, Otohematoma
  • Post Comments 0

    Déjenos su comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *