Como percibe el mundo mi perro: El tacto

03abril

Como percibe el mundo mi perro: El tacto

Os presentamos otro artículo más en el que hablamos sobre los sentidos de nuestros perretes. En éste hablaremos sobre el tacto, guardaremos la estructura de los otros artículos sobre los sentidos: primero algo de anatomía y fisiología y después su importancia en el día a día. Como siempre, esperamos que os sea de utilidad a vosotros, e indirectamente a vuestros peludos compañeros.

Anatomía y fisiología

Al contrario de lo que podáis suponer el sentido del tacto es muy importante para nuestros compañeros. Se encuentra en el órgano más extenso: la piel. La cual recubre todo el cuerpo y de forma resumida tiene tres funciones muy importantes y vitales para cualquier ser vivo, una es protectora/ barrera que separa el organismo del medio/defensiva, otra es termorreguladora y la otra como medio de comunicación y percepción del exterior (nos centraremos en esta función principalmente).

Se compone de la epidermis, formada por 10 capas celulares, y a continuación la dermis, que es tejido subjuntivo. Contiene glándulas sebáceas, el nacimiento de los pelos (folículos pilosos), vasos sanguíneos (que son los encargados de la nutrición) y receptores, cada uno de ellos inervado por un tipo de fibra nerviosa específica.

Según el tipo de receptor capta una serie de estímulos, éstos son algunos de los más estudiados en esquema muy general:

  • Termorreceptores son los encargados de detectar las variaciones en la temperatura ambiente y están activos en todo momento (corpúsculos de Ruffini y de Krausse), envían la información directamente al cerebro. Se localizan a lo largo de toda la piel y aparato digestivo.
  • Mecanorreceptores envían información sobre presión o distorsión en la piel, se dividen en varios tipos (corpúsculos de Meissner, de Pacini, de Merkel, de Krause y de Ruffini), cada uno de ellos sensible a diferentes frecuencias de vibración y presión. Muy desarrollados en almohadillas plantares, base de las uñas, trufa y vibrisas, también en el interior del organismo.
  • Son terminaciones nerviosas libres y fibras de varios tipos. Receptores del dolor en la piel, en su profundidad y en el interior del organismo.

Otra parte del sentido del tacto propiamente dicho se encuentra en las vibrisas o “pelos táctiles” (bigotes), localizadas en el hocico, oídos, cejas, mentón y patas. Son unos pelos de estructura rígida con una raíz muy sensible y profunda, la cual está muy inervada y vascularizada. Les ayuda a detectar variaciones en temperatura de objetos, corrientes de aire y de dónde proceden (si es un olor localizarlo), distancias (sobre todo en la oscuridad) y vibraciones. Serían lo más parecido a las yemas de nuestros dedos, por todo ello ¡Nunca se las cortes!

Qué percibe mi perro en su día a día

Es uno de los pocos sentidos funcionales desde el nacimiento (junto con el olfato), pues la madre comienza a lamerlo nada más nacer para secarle, darle calor, dejarle su saliva y estimular tanto el latido cardiaco como la respiración del pequeño recién nacido con el suave masaje.

tacto perrosAdemás este sentido será vital para ellos y cualquier especie, porque desde temprana edad detectarán el frío y el calor, lo que les hará juntarse más en el primer caso y dispersarse en el segundo (los cachorritos al nacer no tienen aún desarrollados los mecanismos de termorregulación, y son especialmente sensibles a los extremos térmicos, sobre todo a la hipotermia, ya que no tienen grasa subcutánea y hasta el séptimo día no aparece el reflejo de temblor. En estos días temperatura ambiente de 30 ºC). Nada más nacer muestran lo que se llama termotactismo positivo, y es que son capaces de aproximarse a la hembra no sólo por su olor, sino por el calor que desprende guiándoles hacia ella, de ahí que si cogemos un cachorrito irá husmeando para buscar los puntos en los que desprendemos más calor y poder quedarse resguardado y acurrucadito.

Además habrá que tener en cuenta la temperatura para algo muy importante, y es que si queremos sacar adelante a un cachorrito a biberón, la temperatura de la leche es crucial (38 ºC), si no está a la temperatura que saldría de la hembra rechazará el biberón, y en caso de tomarlo habrá riesgo de que pierda temperatura corporal.

Según va creciendo, también aprende cuánto de fuerte puede morder (presión y dolor) y cuando su madre quiere regañarle le hace una leve presión en el morro con su boca, así sabe que no debe excitarse tanto jugando o que debe de “marcar” más flojo.

Cuando es adulto, dependiendo la raza y de lo que se le haya expuesto al frío tendrá más o menos resistencia a éste, igual que al calor, así un samoyedo resistirá muy bien las bajas temperaturas y soportará muy mal las altas (debido a su pelo y capa de grasa), al revés que por ejemplo y chihuahua. En relación a la termorregulación, cuando la percepción exterior es de frío, la capacidad de erizar el pelo crea huecos que atrapan el calor que desprende el cuerpo reteniéndolo. En cuanto al dolor, hay estudios que dicen que lo sienten, como mínimo, igual que nosotros, además su sistema nervioso y el nuestro son prácticamente iguales. El dolor es necesario para la supervivencia de cualquier individuo, es un mecanismo fisiológico de protección ancestral que alerta de que algo no va bien, ya sea por causa interna o externa. Lo que varía es el componente emocional a nivel cerebral, y aún así, también lo muestran (apatía, evitación, gemidos, anorexia…), y si no lo hacen, o aguantan hasta que no pueden más, es porque los animales tienen como instinto de autoprotección no mostrar signos que les hagan parecer débiles a ojos rivales o de depredadores.

Como la parte agradable del tacto de nuestro compañero canino, y que sin duda serán más frecuentes éstas sensaciones que las anteriores, son las muestras de afecto; caricias, besos y masajes ¡os sorprenderían la cantidad de perros que los adoran!, ¿por qué no lo pruebas con el tuyo? sobre todo van muy bien para recompensarle, pasar un ratito de mimos juntos o tranquilizarle antes de dormir o salir a pasear.

Abrigad a vuestros perritos estos días de frío con lluvia, sobre todo cuidado con los cachorritos, haced salidas más cortas (que eliminen fuera) y suplid la falta de ejercicio físico del paseo con juegos mentales y ejercicios de adiestramiento en casa. Para llevarles a cortar el pelo o bañarles mejor esperar. Muy importante, secadles bien nada más llegar a casa (no se nos pueden olvidar vientre, patitas y oídos) y que no se empapen. Un abrazo y seguimos viéndonos por aquí.

 

Publicado por CVMedican  Publicado el 03 Abr 
  • Perro, tacto
  • Post Comments 0

    Déjenos su comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *