Como percibe el mundo mi perro: El olfato

20noviembre

Como percibe el mundo mi perro: El olfato

Sin ninguna duda a día de hoy se sabe que nuestros compañeros perciben y procesan la información de su entorno de manera distinta a nosotros, esta percepción tiene su origen en los órganos de los sentidos y es muy importante conocer cómo influye cada uno de ellos para entender su comportamiento, así como su aprendizaje.

En el artículo de hoy vamos a centrarnos en el más importante de todos ellos para el perro: el olfato, que merece una entrada dedicada en exclusiva. En posteriores artículos describiremos el resto de los sentidos de nuestro compañero perruno y hablaremos de la importancia que tienen para él.

Anatomía y fisiología:

a) El olfato simple

Para entender un poco qué sucede cuando nuestro peludo olfatea, ventea o rastrea, empiezo hablando un poco de anatomía y fisiología: Todo comienza en un tejido especializado llamado mucosa olfativa (pituitaria), que se encuentra localizada un poquito por debajo de la frente de nuestro compañero, cuando el aire pasa a través de la trufa va a los pulmones, pero las moléculas olorosas se quedan atrapadas en esta mucosa que tapiza una base ósea llamada cornetes etmoidales, éstos se encuentran enrollados y plegados, haciendo que aumente mucho su superficie, que llega a ser de 75 -150 cm2, (en el humano solo ocupa de 2 a 10 cm2). Aquí, las moléculas olorosas se unen a unos receptores específicos (quimiorreceptores), es necesario para ello que sea en un medio húmedo (por eso la trufa está siempre mojada y a veces da la sensación de que tiene “agüilla”), a partir de aquí la información viaja al bulbo olfatorio donde se clasifica en patrones y de ahí viaja a distintas áreas del cerebro, entre ellas a la amígdala, centro desde el que se general las emociones, y al área de la memoria, pudiendo recordar con excelente precisión durante toda su vida olores procedentes de personas, lugares, otros animales, objetos, etc.

La mucosa olfativa de un perro puede llegar a tener unos 200-300 de millones de receptores llegando a reconocer un millón de olores distintos, nosotros apenas tenemos 5 millones de receptores y somos capaces de reconocer cuatro mil, además en los perros ¡más del 40% de su cerebro está dedicado exclusivamente al análisis de los olores! pueden diferenciar entre olores muy similares y memorizar toso ellos junto con otros diferentes, esto les permite también ubicar de donde procede un olor o seguir un rastro, ¡increíble percibir el mundo a través del olfato de un perro…!

b) El órgano de Jacobson

Por si esto no fuera suficiente, al olfato simple, se le añade la función del órgano vomero-nasal o de Jacobson. Dicho órgano se encuentra encima del paladar, y comunica con la cavidad bucal (de ahí que a veces huelan con la boca entreabierta o laman algo que quieran analizar más a fondo). Es un órgano especializado que se encarga de analizar las feromonas, que son moléculas más grandes procedentes de los seres vivos con la única función de enviar información entre los de su misma o diferente especie, por ejemplo, una hembra en celo desprenderá unas feromonas características que crearán en el macho un comportamiento de estrés sexual inevitable, con falta de concentración y ausencia de respuesta a nuestras indicaciones, gracias a estas feromonas también nuestro perro sabe cuándo hay una mujer embarazada en su grupo social o lo “malo y peligroso” que es el veterinario por señales que hayan dejado anteriores animales que tenían miedo.

Condiciones que afectan al olfato

El mecanismo consiste en captar moléculas olorosas que se encuentran en el aire o sobre superficies, así pues el que estas moléculas sean más solubles en agua favorecerá una mejor captación (recordad que la mucosa siempre necesita estar húmeda). Las condiciones ambientales también afectarán, si hay viento, lluvia o calor, la dirección del viento por ejemplo “traerá”, “alejará” o “dispersará” el olor, el calor secará la mucosa disminuyendo su sensibilidad. También depende de si lo que genera el olor está quieto o en movimiento, si está quieto el olor se queda alrededor suyo, si está en movimiento dejará un “cono de olor” tras de sí.

como percibe olfatoSi bien nuestro can regula, selecciona y renueva el aire a posta cuando olfatea, la forma de su hocico determinará la longitud y superficie de mucosa, los perros con hocico chato (braquicéfalos) tendrán peor olfato que los que tengan un hocico más largo con los orificios nasales bien abiertos (mesocéfalos). La raza por lo tanto no sólo afecta en cuanto a la anatomía, sino también a la cantidad de receptores y capacidad del propio animal, por supuesto los bloodhound o sabuesos ocupan el puesto número uno.

Las enfermedades que afecten a la hidratación de la mucosa, la anatomía de la trufa, exceso de mucosidad, alergias o afecciones respiratorias también afectaran al olfato, así como el cansancio o la saturación por obligarle a concentrarse durante mucho tiempo sin descanso en una actividad olfativa. También, y al contrario de lo que se pensaba, hacer pasar hambre a los perros para que se “motiven” y hagan lo que les pedimos no aumenta su rendimiento, sino que lo baja en comparación a cuando les recompensamos con su premio favorito… imaginaos ir a trabajar u obligaros a hacer tareas pasando hambre… cuando hay hambre no piensas en otra cosa que no sea comer, por supuesto si en vez de obligarte a pasar hambre, en caso de hacer bien tu trabajo, te invitan a un spa como premio, el rendimiento es mejor, y hay algo más, cuando un perro aprende que cuando encuentra un olor es recompensado con su premio favorito (juguete, caricias, chuche, etc) disminuye su umbral de detección de ese olor, es decir, aumenta su sensibilidad olfativa y lo detecta en condiciones más difíciles o en menos concentración molecular. Por ello, todo lo que sea estimular el olfato de nuestro perro a través de los juegos será bueno para él, porque es su sentido más importante y motivante de manera natural.

¿Qué percibe mi perro en su día a día?

Los cachorrillos nada más nacer el único sentido que tienen funcional es el olfato y se valen de él, junto con el calor que desprende su madre y hermanos, para encontrar el pezón y comenzar a mamar lo antes posible.

A lo largo de la vida de nuestro peludito los olores también quedarán guardados en su memoria, así puede suceder que un cachorro recuerde a su criador años más tarde, y también por ello, algunos olores le evocarán estados de ánimo que relaciona con recuerdos olorosos asociados a algún evento del pasado, por ejemplo, un perro que haya sido maltratado por una persona que llevaba una determinada colonia, si luego vuelve a olerla evocará dicho recuerdo, al igual que nos pasa a nosotros… pero en ellos sucede con mayor nitidez y memoria.

En casa son capaces de oler qué compone nuestro plato, cuando y donde se nos cae algo, donde has estado cuando regresas a casa y con quien estuviste, la adrenalina, cortisol y secreciones de tu cuerpo cuando tienes miedo o cuando estás estresado…

olfato dia a diaAsí, que después de todo lo que hemos explicado sobre el olfato de los perros, podéis haceros una idea del mundo que perciben ellos al salir a la calle… ¡un torrente de olores distintos! en el aire y en cada superficie, pueden detectar quien ha pasado y hace cuánto, otros animales, qué perros pasan por allí, su sexo y su estado, si ha pasado alguno nuevo, o si ha pasado alguna hembra en celo, reciben el olor de cada persona con la que se cruzan y si están con otros perros se huelen a distancia para después acercarse y olfatearse de manera general y los sacos anales, que aportan información sobre la dieta, sexo y estado de salud e intenciones, también gracias al olfato distinguen el palo que les tiras del resto… Si nosotros controlamos nuestro entorno por la vista ellos lo hacen a través del olfato creando un mapa en el presente y en el pasado por los olores que hay y quedan.

Por supuesto aquí también tiene que aparecer la visita al veterinario… en el cual hay multitud de olores distintos y algunos de ellos no portan información especialmente relajante para nuestros compañeros… cuando un perro o gato se siente amenazado vacía sus glándulas anales, este contenido posee un olor fuerte y desagradable para nosotros y porta un mensaje de alarma y peligro para ellos, aunque se limpie y ventile, y nosotros no lo percibamos, ellos sí, creando un sentimiento de miedo e inseguridad para los animales que vienen después.

En posteriores capítulos, tras hablar sobre el resto de los sentidos del perro, hablaremos sobre el juego y retomaremos el olfato como cualidad de nuestro compañero a tener en cuenta, sobre todo para entretenimiento en casa.

Importancia del olfato de los perros para el ser humano

Desde la antigüedad es bien sabido que el olfato de los perros es algo excepcional, por ello a día de hoy no sólo es el sentido rey para nuestro compañero, sino que nosotros mismos nos hemos servido de él para algo tan importante como salvar vidas o detectar ilegalidades, os dejamos como curiosidad algunos datos orientativos asombrosos:

  • En catástrofes naturales con viento favorable pueden detectar el olor humano a 2 km de distancia.
  • Tras terremotos o derrumbamientos, bajo escombros en vertical, pueden detectar el olor humano a 12 m bajo tierra, siempre dependiendo de la cantidad y densidad del escombro.
  • Pueden detectar la presencia de un cuerpo humano a 50 m bajo el agua dulce.
  • Tras una avalancha, pueden localizar el olor humano a 5 m en vertical bajo la nieve.

Otros usos que se le han dado al olfato de los perros han sido la caza y la detección de sustancias ilegales, peligrosas o de interés policial, como por ejemplo explosivos, acelerantes (en incendios), minas, drogas, dvds…

Por último, a nivel biológico se han usado también como detectores de celo del ganado para asegurar el momento óptimo de cubrición de las hembras y recientemente, una gran noticia, parece ser que son capaces de detectar algunos tipos de cáncer (mama, próstata, vejiga y pulmón) actualmente está en avanzada investigación, junto con la detección previa de una bajada de glucosa en sangre (en diabéticos) o predicción de ataques epilépticos.

Y aquí tenemos que concluir esta entrada tan interesante para ver el mundo a través de los ojos de nuestro compañero, imaginemos ponernos en su lugar… debemos hacerlo y no olvidar que muchas veces ellos perciben una realidad muy distinta a la nuestra, en el caso del olfato, un mundo paralelo con gran cantidad de información que nosotros ignoramos. Un abrazo y espero que os haya gustado ¡Hasta la próxima!

Publicado por CVMedican  Publicado el 20 Nov 
  • olfato, Perro
  • Post Comments 0

    Déjenos su comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *