Cirugía Oncológica

Cirugía Oncológica

Cirugía Oncológica

Cuando se aborda quirúrgicamente una neoplasia o cáncer se debe entender el ´cáncer como una enfermedad global, que va a afectar al animal en diferentes sistemas y órganos y aun cuando el tumor esté localizado sólo en un órgano o región concreta, puede dar problemas o síntomas en otros lugares del cuerpo.

La cirugía es una parte muy importante del tratamiento del cáncer en mascotas, pero no la única.

La cirugía oncológica se basa en cuatro pilares fundamentales:

  • Diagnóstico: Tal y como hemos comentado antes, tenemos que partir de un diagnóstico claro.
  • Plan de trabajo: ¿Qué vamos a hacer, qué partes del tumor tenemos que quitar, con qué márgenes limpios? ¿Qué estructuras vitales deben ser evitadas? ¿Qué estructuras no vitales podemos y debemos quitar durante la intervención?
  • Estadiaje: Para saber la extensión de la enfermedad, es fundamental para establecer un plan de trabajo correcto.
  • Plan de tratamiento: incluye la planificación quirúrgica y el tratamiento suplementario o coadyuvante, como la quimioterapia si fuera necesaria.

¿Cuáles son las fases de la cirugía oncológica en veterinaria?

La fases de la cirugía oncológica en veterinaria son cuatro:

Exéresis del tumor y obtención de márgenes limpios. Idealmente con resección en bloque del tumor.

Plastia: reconstrucción de la zona para que quede anatómica y funcionalmente de la forma más fisiológica posible

Biopsia: el servicio de anatomía patológica debe estudiar la pieza completa enviada por el veterinario y clasificar y darle “nombre y apellidos” al tumor extirpado.

Tratamiento postoperatorio: en esta fase es importante cuidar el control de dolor y prevenir las infecciones mediante antibioterapia.

Chequeos de control de ausencia de enfermedad: una vez completado el tratamiento entero, debemos de chequear durante un mínimo de 2 años la ausencia de enfermedad y por tanto la ausencia de recurrencias y recidivas. El plan de trabajo concreto de los chequeos de control debe ser establecido de forma individualizada en cada caso.

¿Qué diferencia la cirugía oncológica de otro tipo de cirugías?

A continuación os presentamos algunas diferencias con respecto a otras cirugías:

  1. Requiere una mayor planificación
  2. Requiere de medios diagnósticos avanzados para su correcta evaluación (TAC, resonancia magnética, etc.)
  3. No contar con un plan de trabajo ordenado puede tener consecuencias irreparables
  4. El tiempo cuenta, esperar es generalmente una mala opción
  5. La cirugía de Exéresis tumoral debe ser efectiva y única, aunque requiera una planificación agresiva en cuanto a extirpar órganos o estructuras concretas.
  6. La cirugía no siempre es posible.
  7. La reintervención no siempre es posible.
  8. Se realiza en pacientes generalmente geriátricos, que requieren un mayor control, tanto en medicina interna como en anestesia como en postoperatorio.
  9. A pesar del coste, requiere necesariamente para evitar problemas y errores, de una gran cantidad de pruebas, especialmente de imagen, para delimitar el campo quirúrgico a operar de forma fiable.
  10. Requiere de otros servicios accesorios como hospitalización o unidad de control del dolor.

¿Cuál es el objetivo de la cirugía oncológica en veterinaria?

El objetivo de la cirugía oncológica es  la curación final: salvaguardar la vida del paciente gracias a la extirpación completa del cáncer con márgenes suficientemente amplios. Esto no siempre es posible lamentablemente.

¿Qué tipos de cirugía existen en oncología veterinaria?

Dependiendo del momento y el objeto de la cirugía podemos agruparlas en los siguientes tipos de intervenciones:

Es el mejor tipo de cirugía oncológica posible, cuando detectamos un tumor poco extendido, bien estadiado y podemos extirparlo y quedar libres de enfermedad.

Aquella que va destinada a mitigar los síntomas y consecuencias de la enfermedad oncológica pero no puede extirpar todo el cáncer del animal, por ejemplo en un tumor de mama ulcerado en una perra o gata con afectación de toda la cadena mamaria y para evitar el dolor y la infección quitamos sólo una parte, para que no le duela esa zona ulcerada, aunque no curamos al paciente.

Sería el caso por ejemplo en los tumores de mama, donde habiendo tenido tumores de mama de una cadena, extirpamos preventivamente la otra que sabemos que en un 60% de los casos también desarrollará neoplasias en el futuro.

Ocurre cuando el tumor y por tanto la enfermedad oncológica ha alcanzado un grado de enfermedad o un estadio normalmente avanzado y tenemos que tratar de solucionar de urgencias problemas derivados de la enfermedad oncológica, como por ejemplo:

  • Rotura de órganos (bazo, hígado)
  • Sangrado
  • Trombos.
  • Perforaciones
  • Abscesos
  • Las obstrucciones intestinal, urinaria, linfática, etc.
  • Otros

Re intervenciones. Ocurre cuando un tumor recidiva en la misma zona que ha sido intervenida con anterioridad, generalmente porque ha recidivado el tumor y por tanto sigue habiendo enfermedad oncológica presente.

Por supuesto en cada caso se debe valorar de forma individualizada, y en CV MEDICAN contamos con los medios técnicos y humanos para poder realizar este tipo de intervenciones con la mayor garantía posible para cada caso concreto.

Si tu mascota padece un proceso oncológico que puede requerir cirugía o seguimiento, consulta nuestro servicio de segunda opinión veterinaria, o nuestros chequeos específicos de enfermedad oncológica. O si lo prefieres llamamos al 91 733 36 95 o escríbenos a info@cvmedican.es

¿Alguna duda?

Te atenderemos encantados en:

 

El teléfono: 917 33 36 95

Nuestro formulario de contacto:

 

Campañas

Durante todo el Año

 

campañas

Servicios