Análisis de sangre

Análisis de sangre

Análisis de sangre

El laboratorio propio es una parte fundamental del trabajo del día a día de una clínica veterinaria. Tener un laboratorio propio nos permite tener resultados de pruebas en muy poco tiempo, lo que muchas veces resulta imprescindible para acelerar el diagnóstico de un paciente. Así pues, cuando hablamos del propietario de una mascota de realizar una analítica de sangre, puede haber y hay muchos motivos para realizarla porque en la sangre se pueden comprobar y chequear una infinidad de parámetros diferentes.

De forma general, cuando le decimos a un propietario de mascota que tenemos que realizar una analítica general de sangre, ésta incluye un hemograma y una bioquímica, dichos análisis tardan en realizarse aproximadamente 20 a 30 minutos, e incluyen parámetros como la cantidad de glóbulos rojos, la cantidad e glóbulos blancos, la cantidad de plaquetas del animal, los valores de las principales enzimas hepáticas y renales, que nos ayudan a valorar cómo están funcionando los riñones y el hígado respectivamente, las proteínas totales y las globulinas que nos ayudan a chequear si hay infección o deshidratación además del hemograma, la fosfatasa alcalina, que nos ayuda a determinar si hay un problema hormonal, biliar o muscular, la glucosa, que nos ayuda a valorar si hay sospecha real de  diabetes o si por el contrario el animal necesita un mayor aporte de glucosa y sufre desmayos por no tener suficiente glucosa en sangre, etc. A veces, ésta analítica se amplía para valorar otros valores como el colesterol, los iones, o las enzimas digestivas. Y nos ayudan a valorar con mayor profundidad el estado general del paciente a nivel analítico. En resumen una analítica general de sangre nos ayuda a saber si todo está funcionando como debe. Si los órganos internos están trabajando de forma correcta o sufren alguna alteración.

En otras ocasiones, la analítica general de sangre nos pondrá sobre la pista de que hay otros problemas que requieren nuestra atención, por ejemplo si hay una anemia marcada después de un atropello, nos indicará que hay una hemorragia interna, etc. Gracias a la analítica general nos haremos un mapa mental del estado de salud real del paciente.

También estas analíticas nos va a servir para re-chequear el paciente y ver cómo evoluciona en los casos de progresión de enfermedad. En enfermedades crónicas como los fallos renales, los fallos hepáticos, e incluso en las enfermedades oncológicas, nos van a ser muy útiles. También para saber cómo responde un paciente ante un tratamiento frente a una infección muy extendida.

En otras ocasiones, van a ser necesarios otros análisis, aunque sean de sangre, que nos van a ayudar a descartar o confirmar otras enfermedades. Así, tenemos por ejemplo los test rápidos de leishmania en el caso del perro, o de la leucemia e inmunodeficiencia infecciosas felinas. Pero los test rápidos no sólo diagnostican patologías infecciosas, como éstas descritas anteriormente o como el parvovirus o la giardia, que se diagnostican a partir de una muestra fecal del paciente. También existen test rápidos de detección de enfermedades como la pancreatitis felina y canina, las enfermedades vectoriales, las anemias infecciosas, enfermedades parasitarias como la filariosis, o enfermedades hormonales como el hipotiroidismo canino y el hipertiroidismo felino. Hay otros parámetros de la analítica de sangre, útiles para casos concretos, como el lactato que se utiliza cuando hay desórdenes digestivos graves. Por ejemplo si tenemos un animal se ha comido un cuerpo extraño y tiene que ser operado, estabilizar ese animal y saber los niveles previos y posteriores de lactato nos va a dar una idea muy aproximada de si la evolución postoperatoria de ese paciente es correcta o si por el contrario las cosas no van tan bien como debieran.

Guía completa sobre Guiardiosis

Otros parámetros como la fructosamina, nos valen para diagnóstico y seguimiento de la diabetes mellitus canina y felina.

Muestra extraida de paciente para análisis de sangre

Muestra extraida de paciente para análisis de sangre

Otros parámetros hormonales muy útiles de medir en los animales geriátricos, especialmente en los perros, son los niveles de cortisol. Si estos niveles son persistentemente altos tras realizar la prueba correctamente, son indicativos de una enfermedad hormonal llamada síndrome de Cushing.

En casos potencialmente quirúrgicos, las pruebas preoperatorias nos ayudarán a realizar una anestesia más segura y adaptada a las necesidades de cada paciente. En casos de problemas digestivos recurrentes en algunas razas de perro, sobretodo en perros pequeños y alguna concreta de gato, valorar los ácidos biliares pre y postpandriales nos ayudará a descubrir si el animal sufre alguna alteración vascular hepática que necesita intervención quirúrgica.

A veces también, en casos quirúrgicos o en intoxicaciones por raticidas o por productos utilizados en jardinería u otros tóxicos o químicos, son necesarias pruebas de coagulación en animales geriátricos o con enfermedades graves como tumores que afectan a los valores de coagulación de la sangre, estos valores, también podemos obtenerlos en el centro veterinario MEDICAN gracias a tener maquinaria laboratorial específica para la obtención de tiempos de coagulación.

Todas estas pruebas son realizables en el centro veterinario MEDICAN gracias a su laboratorio propio. Ganando agilidad de diagnóstico y precisión. Contar con un laboratorio interno por tanto nos permite aumentar la calidad de trabajo del centro y por tanto la calidad de atención hacia los propietarios y sus mascotas.

¿Alguna duda?

Te atenderemos encantados en:

 

El teléfono: 917 33 36 95

Nuestro formulario de contacto:

 

Campañas

Durante todo el Año

 

campañas

Servicios