Concertar cita

¡Han mordido a mi perro!

Dic 9, 2020 | 0 Comentarios

En ocasiones se presentan situaciones en las que las relaciones entre nuestros perros no son amistosas, pudiendo desarrollarse una pelea, bien por miedo, por dominancia, por estrés, etc. En estas situaciones la mayoría de las veces nos invaden los nervios, el no saber qué hacer, e incluso el miedo. Por ello, a continuación, os vamos a contar qué debemos hacer cuando han mordido a nuestro perro.

  1. Separar a los perros.

Debemos coger por las patas traseras al perro agresor, a ser posible con la colaboración del otro dueño, y retirar al perro agredido, haciéndonos con el control de la situación. Nunca debemos agarrarlos por el collar o la zona próxima a la cara y cuello, porque en ese momento son reactivos y podríamos resultar heridos.

  1. Obtener información del perro.

Conocer el estado sanitario del otro perro es muy importante, sobre todo, si se encuentra vacunado o no frente a la rabia (aunque nuestro perro lo esté). En caso de ser un perro callejero, nos fijaremos en el aspecto general del mismo.

  1. Acudir al veterinario.

Aunque aparentemente no veamos heridas en nuestro perro, o aunque estas no parezcan gran cosa, debemos acudir al veterinario. Las heridas están producidas en su mayoría por los colmillos, que en los perros son muy largos, por lo que en muchas ocasiones al sacarlos la herida queda oculta, pero puede ser muy profunda.

Además, la herida supone una vía de entrada para las bacterias que tienen los perros en la boca al cuerpo de nuestro perro, por lo que probablemente necesitará tratamiento antibiótico.

  1. Reconocimiento de las heridas.

Lo que haremos será buscar las lesiones que pueda tener nuestra mascota, para ello pelaremos la zona afectada en busca de heridas. Se recomienda no realizar el corte de pelo o pelado en casa, puesto que puede ser peor el remedio que la enfermedad, y podéis acabar realizando algún corte al animal.

En muchas ocasiones, las heridas son casi imperceptibles, esto se debe a que los colmillos de los perros son más largos que gruesos, por lo que la lesión puede ser mucho más profunda y grave de lo que aparentemente es en un principio.

  1. Tratamiento de las heridas.

En función del tamaño, profundidad y gravedad de la herida, el tratamiento varía. Los perros pueden morder a otros en cualquier parte del cuerpo y provocar lesiones severas, aunque las mordeduras más graves son aquellas que penetran en alguna cavidad corporal, ya sea la torácica o la abdominal, porque pueden lesionar los órganos vitales de nuestras mascotas. En estas ocasiones, si se ha producido alguna hemorragia interna o las lesiones producidas son muy graves, el tratamiento suele ser quirúrgico. La intervención se centra en resolver las lesiones producidas, lo que en ocasiones conlleva a una reconstrucción de las paredes de estas cavidades por el alcance de la mordedura. Tras el tratamiento quirúrgico, se pautará la medicación oportuna en función del alcance de la lesión: antibióticos, antiinflamatorios, analgesia, etc; así como las pruebas de control que se consideren necesarias si hay daños en los órganos (por ejemplo, si se ha visto comprometido el riñón, controlar la funcionalidad del mismo mediante analíticas de sangre y de orina).

Otras veces, las heridas son demasiado extensas como para que cierren por sí solas, por ello, realizamos el cierre de heridas bajo sedación con puntos, para aproximar de forma correcta los bordes de la herida, siempre permitiendo que drenen bien de forma natural o mediante la implantación de un drenaje, para que el contenido infectado salga. Además, se pautará tratamiento médico con antibióticos y antiinflamatorios, para evitar infecciones, inflamaciones, y para calmar el dolor de nuestro perro.

En algunas ocasiones, el tratamiento médico es suficiente porque la herida no ha llegado a penetrar lo suficiente o no es demasiado grande. En estos casos, el tratamiento será médico, poniendo antibióticos y antiinflamatorios.

  1. Revisiones en el veterinario.

Si el tratamiento ha sido quirúrgico o ha necesitado cierre con puntos bajo sedación, se fijarán revisiones al día siguiente, a la semana y a las dos semanas, realizando en esta última la retirada de los puntos. De este modo, nos cercioramos de que las lesiones curen de forma correcta.

 

CVMedican

Veterinarios que dejan huella

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

0 Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Manténgase al día

Algo

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusantium doloremque

Suscríbete a nuestro blog

No te pierdas ninguna entrada.

 

Síguenos en nuestras redes

Sed ut perspiciatis unde.

Call Now Button¡Llamar ahora!